« Volver al listado

¿Sabías que la sémola ayuda a controlar el colesterol?

La sémola es el producto de la molienda del trigo o de otro cereal como el arroz, la avena, el maíz, etc; es considerada una harina gruesa ideal para elaborar pastas y otros tipos de preparaciones. Sin embargo, hay diversos tipos de sémola y en muchos casos se seleccionan tanto por sus gránulos como por sus usos.

Entre los distintos tipos podemos distinguir:

  • La semolina, una harina de trigo duro. 
  • La sémola superior extrafina. 
  • La sémola superior fina. 
  • La sémola superior media 
  • Y por último la sémola superior granulada. 

Es importante destacar que la harina de sémola posee propiedades especiales que permiten incorporarla dentro de una dieta para tratar la hipercolesterolemia y lograr así, bajar el colesterol malo o LDL en sangre. Ésta se encuentra compuesta por hidratos de carbono, ácidos grasos saturados, ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos monoinsaturados, Omega 3Omega 6, Vitaminas del complejo B, asi como también minerales como el potasio, hierro y calcio.

Teniendo en cuenta la composición de la sémola, es fundamental resaltar los beneficios que ésta tiene para tratar la hipercolesterolemia. La fibra que contiene permite absorber y eliminar el exceso de colesterol que se obtiene a partir de los alimentos, de esta forma, se regula la concentración de colesterol en sangre.

Su contenido en ácidos grasos insaturados permite aumentar la formación de colesterol bueno o HDL y reducir la concentración de colesterol malo o LDL, esto evita la formación de placas de ateromas en las paredes arteriales. Su alto contenido en potasio permite regularizar la tensión arterial, la cual puede ser considerada un factor de riesgo cardiovascular. Así mismo, el valor calórico de la sémola es alto, y si es consumida en cantidades moderadas, puede ayudar a reducir el colesterol malo en la sangre sin el peligro de subir de peso.

 

 
« Volver al listado